IN MEMORIAM

Ayer partió hacia la casa del Padre D. Miguel Ángel García Sánchez, Hermano Honorario y consiliario de la Hermandad durante casi diez años.

Durante toda la etapa que fue director espiritual de la Hermandad siempre estuvo dispuesto a ayudar y aconsejar a las diferentes Juntas  de Gobierno, dispuesto a  ayudar a todos los hermanos y hermanas que lo necesitará, colaboró en el libro del 250 aniversario de la imagen de Nuestro Padre Jesús Flagelado, creó la oración a Nuestra Señora de las Lágrimas y fue decisivo su empeño para que Nuestra Señora de las Lágrimas ocupara su ubicación actual en la iglesia de la Clerecía para que pudiera recibir culto.

Pedimos a Nuestro Padre Jesús flagelado y a Nuestra Señora de las Lágrimas que lo hayan acogido en su seno.